martes, 24 de mayo de 2011

Internet. Escaparate de éxito

¿Alguna vez nos hemos preguntado hasta dónde es real o veraz lo que estamos leyendo en Internet?

Es importante saber que la era tecnológica ha convertido a Internet en una gran enciclopedia. Hoy ya no coleccionamos los grandes tomos del círculo de lectores, ni los atlas mundiales, ni nada por el estilo. Hoy ya no hace falta buscar un hueco en la casa donde apilar tales cantidades de papel encuadernado.

Esto en gran parte es fabuloso porque toda la información que busquemos la hallamos en la red, pero: hasta dónde es una información fidedigna, bien contrastada, actualizada…

En Internet todos podemos ser comunicadores de nuestras propias ideas, no hace falta esforzarse mucho para tener una gran lista de seguidores, como tampoco es preciso un perfeccionamiento del lenguaje para poder transmitir y hacer llegar al público nuestra manera de pensar, nuestra ideología e incluso nuestros gustos e intereses. Es por tanto que Internet es un gran escaparate de éxito mundial.

Una ama de casa puede ser mundialmente conocida por sus recetas o sus trucos para quitar las manchas más difíciles; una joven hasta el momento desconocida puede alcanzar en la red un nivel de popularidad grandioso por sus trucos de maquillaje o su estilo al vestir; un aficionado escritor puede publicar sus libros online y al poco se convierte en un ilustre escritor e incluso esto pasa también con los músicos incipientes.

Es maravillosa la oportunidad que Internet ofrece a todas las personas que pueden aportar información interesante, accesible y útil, pero no podemos perder el rumbo entre tanta información y, en ocasiones, es imprescindible saber contrastar y comprobar la información a la estamos accediendo, ya que de no ser así podría perjudicarnos gravemente.

Conocer la fuente de información y saber a qué fuentes acudir, para según que contenidos estamos buscando o qué dudas queremos resolver es importantísimo. Sobre todo si hablamos de salud, medicamentos, intervenciones quirúrgicas, recomendaciones para perder peso, etc.

Con estos temas no debemos jugar, aunque a primera vista puedan parecer sencillos y todo el mundo se atreva a opinar y a contar su experiencia como una de las mejores opciones, no debemos olvidar que son los expertos los que deben asesorarnos al respecto, en este sentido, las fuentes de información son claras: los colegios de médicos, profesionales colegiados y además todas aquellas webs institucionales que ya cuentan con contenidos suficientemente contrastados.

En Wikipedia podemos leer acerca de las fuentes de información en Internet: “En 2009, un estudio realizado en Estados Unidos indicó que un 56% de los 3.030 adultos estadounidenses entrevistados en una encuesta online manifestó que si tuviera que escoger una sola fuente de información, elegiría Internet, mientras que un 21% preferiría la televisión y tanto los periódicos como la radio sería la opción de un 10% de los encuestados. Dicho estudio posiciona a los medios digitales en una posición privilegiada en cuanto a la búsqueda de información y refleja un aumento de la credibilidad en dichos medios.”

Internet es en sí misma una importantísima y poderosísima fuente de información, pero debemos andarnos con cuidado y saber quién es la persona que nos la está ofreciendo. Aunque incluso podemos rizar más el rizo y contrastar igualmente los contenidos institucionales, ya que llevan implícita una ideología política o una creencia, un tema que abordaremos más adelante en otro artículo, para saber detectar los contenidos que quieren ejercer una influencia sobre nosotros y aprendamos a discernir unas ideologías y otras ocultas tras las noticias o artículos elaborados por los periodistas, que son los que tienen el don de la palabra.

viernes, 20 de mayo de 2011

La creatividad e innovación en el diseño web

Como comenté en el artículo anterior, éste lo vamos a dedicar a conceptos tan interesantes, como son la creatividad y la innovación en el diseño web; y para ello me gustaría partir de un ejemplo, que a mi parecer, es bastante significativo.

Uno de los portales mas visitados diariamente “Google” tiene montada toda una infraestructura específicamente diseñada para sus creativos. Un espacio donde sean capaz de generar ideas nuevas, competitivas e innovadoras. Google es una empresa  flexible y a la vez exigente, sus ingenieros están constantemente bajo presión, porque han de innovar a cada minuto.

Patricia Fernández de Lis en su reportaje “Planeta Google” para Ciber País plantea:
“El trabajo en Google es duro. Uno de los principios de la compañía incluye ofrecer al usuario, siempre, más de lo que espera. Pensar a lo grande. Google no acepta ser el mejor como meta final, sino como punto de partida”.

Es la innovación en su máxima expresión. Son conscientes de en cualquier momento, un par de chavales pueden crear en un garaje, como hicieron ellos mismos, una herramienta parecida o mejor que les pueda hacer sombra.

Ser creativo es tener capacidad de crear, de producir cosas nuevas y valiosas. Éstas son cualidades excepcionales en una persona, por lo que es ideal integrar estas cualidades dentro de un equipo de trabajo.

La conclusión es sencilla: una mente despierta y creativa, que además piense a lo grande e innove con ello, compone un tándem fundamental para destacar como creativo y quizá llegar a ser la sombra incluso de Google.

Esto lo han descubierto ya muchas empresas, por eso los creativos van ocupando cada vez más, un lugar importante dentro de las éstas. Invertir en creativos es invertir en garantía de éxito. Si esto lo trasladamos a la red y lo aplicamos al diseño web, se nos abre un mundo extraordinario.

Diseñar innovando es una de las mejores oportunidades de negocio hoy en día. Sabemos que la innovación es la capacidad que tiene una organización para hacer cosas distintas, lo que genera mayor valor económico en la exitosa explotación de las ideas. Con la innovación permitimos que la gente abrigue nuevas ideas y que gracias a ella se produzca un proceso continuo de cambios en positivo.

Para llevar una empresa a la red hay que desarrollar un sitio web que presente un diseño que nos abra las puertas de Internet permitiéndonos acceder a un gran número de posibles clientes. Cuanto más atractiva sea nuestra web más garantía de éxito. El diseño web es un arte y para ello es preciso contar con un amplio y variado equipo de especialistas. Este arte está generando toda una gama de nuevas profesiones, que combinan diferentes disciplinas para enriquecer un trabajo que está en constante cambio y movimiento.

En ocasiones ocurre que los clientes no son proactivos al cambio que supone innovar y tienen sus propias ideas y conceptos para aplicarlos a ese diseño, por eso es importante que los diseñadores posean habilidades de comunicación para convencer y hacer cambiar algunos puntos de vista de sus clientes. 

Internet pone al alcance de todos, herramientas para comunicar sus mensajes, que dependiendo del grado de creatividad e innovación aplicada, tendrán mayor o menor impacto.

Una frase buena para terminar: Si somos capaces de expresar la misma idea de modos muy diferentes, alguna de ellas nos puede parecer extraordinaria ¿no?.

martes, 10 de mayo de 2011

Errores en el diseño web

En la actualidad las empresas necesitan estar presentes en Internet dentro de su estrategia de marketing y con el auge de las redes sociales como Facebook, Twitter, Linkedin, entre otras, se puede tener una presencia en la red gratuitamente. Sin embargo cada una de las redes sociales tiene sus características y su público, por ejemplo Tuenti se identifica con la gente joven y adolescentes, y así cada una de ellas.

Una empresa debe tener muy claros sus objetivos al participar en las redes sociales ya que se expone al público de una forma totalmente nueva por lo que es imprescindible saber gestionar esta nueva forma de estar en Internet.

Pero a pesar del auge de las redes sociales estas no sustituyen a los sitios web sino que ambos se complementan, las redes sociales permiten llegar a un mayor publico objetivo y los sitios web pueden ofrecer mayor información sobre la empresa y sus productos e inclusive pueden realizar ventas online.

Para tener éxito en Internet con un sitio web debemos, como se ha comentado anteriormente ¿Cómo encuentro un nicho de mercado en internet?, buscar nuestro nicho de mercado y diferenciarnos de la competencia.

Es por ello que cada vez tiene mas importancia tener un diseño web exclusivo que represente la imagen que la empresa quiere mostrar en Internet y sea funcional, fácil de usar por el gran público.

Por lo tanto es importante conocer los errores que se han cometido en el pasado y que no se deben repetir en una web.

1.- El uso excesivo del flash, llegando a diseñarse páginas web completamente en flash.
El flash incorpora movimiento a un sitio web y puede llegar a ser muy vistoso, pero tiene sus inconvenientes ya que para conexiones lentas a Internet puede tardar mucho tiempo en cargarse la página y además no todos los ordenadores tienen instalado el programa para verlo. Otro inconveniente es que los buscadores pueden tener problemas para indexar las páginas hechas en flash y por tanto perjudicar el posicionamiento orgánico (SEO).

Aunque no es la única tecnología que proporciona movimiento en la web, se puede utilizar moderadamente otorgándole una gran vistosidad al diseño sin necesidad de usarla en todas la páginas.

2.- La cantidad de imágenes: Debemos encontrar un equilibrio entre la cantidad y el tamaño de las imágenes y el texto ya que muchas imágenes provocan que la web tarde en cargarse. Es razonable plantear que una página debe de cargarse en menos de diez segundos y pesar menos de 100k, siendo 30k  un valor muy adecuado.

Los usuarios entran a Internet buscando información y por eso es muy importante que la web contenga texto de calidad, que ayude a resolver los problemas de los usuarios, además los buscadores se basan fundamentalmente en el texto a la hora de posicionar la web.

3.- Con respecto al colorido en una web es fundamental tener en cuenta que no va a ser más exitosa con el uso de un mayor número de colores, sino que podemos ser capaces de convencer al usuario en pocos segundos y mantenerlo navegando más tiempo por nuestra página usando sólo tres colores estratégicos y bien combinados.

4.- Otro de los errores más comunes a la hora de planificar el diseño de una página web, es que la mayoría piensa que este campo está reservado sólo a los expertos. Sin embargo, hoy en día existe la posibilidad de diseñar nuestra propia página web recurriendo a las innumerables plantillas que se encuentran en el mercado. Claro está que en el momento en que queremos posicionar nuestra empresa en Internet y buscamos un diseño riguroso y personalizado, es bueno recurrir a estos expertos, bien en busca de asesoramiento o bien en busca de ese diseño único y adaptado a las necesidades y requerimientos de nuestra empresa.

5.- La lucha por el posicionamiento se convierte para muchas empresas en un reto que casi les quita el sueño y este punto habría que analizarlo con calma. Cada empresa posee unas necesidades específicas, y el posicionamiento es una de ellas, pero depende de la empresa y del público objetivo al que se dirija. No es para todas ellas igual de rentable encontrarse entre las primeras páginas de los buscadores, ya que llegar a un buen posicionamiento orgánico (SEO) requiere de tiempo y esfuerzo por parte del programador, es decir, la página bien desarrollada, se posicionará en unos meses sin lugar a duda entre los primeros lugares. Esto es válido para empresas que están buscando su sitio en Internet y ser conocidas y reconocidas. En cambio para empresas sobradamente conocidas que van a ser buscadas por su nombre o que tienen un público objetivo fidelizado, no les compensa invertir esfuerzo en posicionarse dentro de los primeros lugares. 

No obstante estas recomendaciones no se deben utilizar al pie de la letra, ya que habrá que adaptarse a cada uno de los casos concretos y particulares con los que nos encontremos, Pues ya se sabe que la excepción confirma las reglas y algunas también es conveniente saltarse de vez en cuando, para dar lugar a la innovación y a la creatividad, algo que puede dar paso a nuestro artículo de la próxima semana.